Se llama Federico Vega, es nativo de Puerto Madryn y en 2013 se radicó en Brasil para fundar Cargo X, una aplicación muy similar a Uber pero para camiones y transporte de mercaderías. La startup logró tal éxito que hoy es usada 1,2 millones de camioneros y 12.000 empresas, entre ellas el coloso cervecero Heineken y la angloholandesa Unilever. A la fecha lleva recaudados más de US$200 millones de fondos como Goldman Sachs, George Soros y Blackstone y está a punto de convertirse en un unicornio. Cargo X es pionera en el rubro, se expande velozmente y el próximo objetivo de Vega, argentino hasta la médula, es desembarcar en la Argentina, su propio país.

Vega vio el negocio de conectar camioneros con empresas mucho antes que sus principales competidoras norteamericanas, como Uber Freight (creada en 2016) y Convoy, cuya casa matriz esta cerca de Amazon en Seattle, y que recibió inversiones del propio Jeff Bezos y Bill Gates. Cargo X apunta a latinoamérica, desde San Pablo. Tiene 570 empleados, «llegamos a 5.500 ciudades y al 97% de los municipios de Brasil», dijo el empresario a Clarín. Por la pandemia, «en 2020 crecimos el 75% y los camioneros cobraron US$ 5.000 millones a través de la plataforma», agrega.

Economista de profesión y antes de iniciar el proyecto, Vega se mudó a Londres en 2007 y durante poco más de 6 años trabajo en el JP Morgan. No obstante, su interés en la industria logística nació antes y casi por casualidad. «Cuando vivía en la Patagonia andaba mucho en bicicleta y en las paradas aprendí que muchos camioneros realizan el viaje sin carga», recuerda. Lo mismo ocurre en Brasil, donde gran parte del transporte de mercadería se hace por ruta y «entre el 40 y 60% del tiempo los camiones van vacíos», comenta.

La lógica de Cargo X es la misma que Uber. Es una app que conecta la oferta y la demanda para trasladar productos de un lado a otro. Por caso, si Heineken (o cualquier empresa de cualquier envergadura) necesita despachar bultos de Porto Alegre a Río de Janeiro, un usuario de la plataforma puede aceptar en función de su espacio disponible, o si la ruta coincide con el retorno a su lugar de origen con el remolque vacío.

Vega dice que en la Argentina ocurre lo mismo, no obstante fundó la empresa en Brasil hace 7 años, «sin hablar portugués y sin capital», dice. ¿Por qué razón eligió ese país?: «La Argentina es muy importante, pero es un mercado chico con problemas grandes: inflación, inestabilidad política y económica y sindicatos fuertes», enumera.

clarin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *